Curiosidades Semana Santa San FernandoSemana Santa

Fatídico incendio del Cristo de la Misericordia

Aquel terrible incendio

Este relato es copia literal de un Acta oficial levantada al efecto tras el incendio sufrido por la Bendita Imagen de Jesús de la Misericordia en su Capilla en el año 1967

En la madrugada del día 6 de mayo del corriente (1967). debido a la inadecuada colocación de una luz de cera de promesario, efectuada involuntariamente, se originó un incendio en la túnica de terciopelo que vestía la Imagen de Nuestro Titular, transcendiendo el fuego a la referida Imagen la cual estuvo ardiendo durante toda la noche. Fue el primero en percatarse del desgraciado accidente el Padre Arenas Gil, el cual encontró la talla completamente carbonizada a excepción del rostro que sufría leves desperfectos.

Puesto en conocimiento de la Junta el trágico suceso se personaron todos los miembros de la misma el en Templo Parroquial encontrándose la patética escena de los restos de la Imagen de Cristo, mutilada por el fuego, de tal forma que las manos permanecían en el suelo totalmente inutilizables, así como los brazos, cabeza y resto del cuerpo totalmente carbonizado con los pocos restos de túnica y cíngulo adheridos aun a EL, lo cual daba un aspecto verdaderamente impresionante y difícil de olvidar.

Dado el cariño que cada miembro de esta Junta profesa a la advocación de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia en la imagen que lo representa, fue un gran disgusto lo ocurrido, impresionando a todos y dando lugar a muchas lamentaciones, asimismo, fue también para los numerosísimos fieles de la feligresía que conocedores del hecho se personaron en la parroquia, dando grandes manifestaciones de pesar y uniéndose al sentir de la Cofradía.

Sin pérdida de tiempo se realizan las diligencias oportunas haciéndose fotos que dejarán fiel constancia de lo ocurrido y trasladándose los restos de la Imagen a lugar adecuado discreto donde permanecería hasta su restauración.

Hay que destacar el comportamiento de la Junta, cuyos miembros no dudaron un instante en abandonar todas sus obligaciones y quehaceres para hacer frente a lo ocurrido y cuya actividad se desplegó de tal forma que a las pocas horas todo parecía igual. Estudiada la situación se creyó oportuno colocar una foto en la parte superior del cepillo de esta Hermandad, a la vez se rotuló un suplicando donativos, pero como con esto sólo no podríamos hacer frente a la envergadura de la obra, se procedió a colocar mesas petitorias en el cancel de la Iglesia durante las misas de sábados y domingos, hacer frente a una postulación por las calles de la feligresía más próxima a la Parroquia y suplicar donativos a cuantas personas conocidas y allegadas a la Hermandad pudiesen hacerlo, obteniendo de todo ello un resultado inmejorable y una eficaz y muy sincera ayuda.

Es curioso afrontar que la hornacina así como ningún otro lugar del altar ni objetos próximos a el sufrieron el más leve desperfecto.

La relación de donativos es como sigue:

  • Mesas petitorias: 1.622,50 pesetas.
  • Postulaciones del Barrio: 2.120,50 pesetas.
  • Hermandad del Huerto: 500,00 pesetas.
  • Hermandad del Nazareno: 500,00 pesetas.
  • Hermano González Duboy: 500,00 pesetas.
  • Donativos otros hermanos: 8.000,00 pesetas.

Tras la debacle acaecida, la Junta decide seguidamente enviar los restos al Imaginero Sevillano Sr. Castillo Lastrucci.

Tras este acontecimiento y dado que la Hermandad estaba en esos momentos difíciles inmersa en la construcción también del paso para el Titular, la Junta de Gobierno, y por unanimidad redacta un documento también reflejado en libros de actas en el que se comprometían todos los miembros de la misma a permanecer en la Junta cumpliendo todos los acuerdos que por la misma se adoptaran y acatando todas las obligaciones quehaceres que se desprenda de su puesto y que los Estatutos prescriben, durante el espacio de tiempo que se empleo en abonar en su totalidad el nuevo paso para nuestro Titular”

Publicado en Santa Faz.-
Cincuentenario Fundacional Misericordia 2007.