El Güichi del Gordo

Como toda buena tienda de ultramarinos, “el gordo” situado en la calle Real nº 251 también contaba con su rinconcito apartado del largo mostrador de los “mandaos” destinado a “güichi” de bebidas.

El “Gordo” fue un adelantado a su tiempo é incorporó una máquina de café “en los güichis”, que como no podía ser de otra marca, se trataba del café andaluz “Saimaza”.

La chicoria dejaba de ser utilizada y la granza del café se guardaba en viejos cajones de madera para servir de abono a las macetas. Las vecinas de los patios hacían “el avío” abonándolas con la “morterá” de “cagajones”, que sobre los viejos “chinos pelúos”, adoquines y losas de “tarifa” o “nueve tacos” de cemento, se depositaban por los mulos y borricos de entonces.

El Gordo fue denominado por cada uno de sus habituales según las consumiciones y necesidades. El ama de casa iba a “Encá el Gordo”; para los cafeteros “Café El Gordo”, y para los borrachines y amantes del vino “el güichi del Gordo”.

Foto del güichi del gordo
1965 Güichi del gordo.

Como Casa Casimiro y Casa Gabino fué conocido en otras épocas este güichi, aguaero en la madrugá del Nazareno.

El Güichi de Carlos, Historias de La Isla