Corría el año de 1990 cuando se inaugura el establecimiento en la calle General García de la Herrán.

El  emprendedor del negocio  fue Agustín Escolar Barrios, de conocida familia de San Fernando relacionada con la construcción y el deporte.

En la fotografía podemos observar el momento de la bendición del local por el padre Ildefonso Pérez Alsedo, junto a sus propietarios, familiares y amigos.

La ubicación del local correspondía  anteriormente a la fábrica de ladrillos que popularmente tomaba el nombre de «La Ladrillera», en la calle Muñoz Torrero de aquellos tiempos.

Dicha calle conocida como «El callejón de los muertos» tiene su historia.

El Güichi de Carlos.

Historias de la Isla

Febrero 2020.