ESPECTÁTULOSMilitares en la IslaToros

Paquirri juró bandera

El pasado viernes (9 de marzo 1970), a las once de la mañana, tuvo lugar en el Cuartel de Instrucción de Marinería, la tradicional jura de Bandera de los inscriptos del primer llamamiento del año 1970. Un total de 1340 hombres juraron la enseña patria, siendo de destacar que entre ellos se encontraba el conocido torero Francisco Rivera “Paquirri”.

En esta ocasión la ceremonia se revistió de mayor solemnidad ya que fue presidida por el Almirante Capitán General del Departamento, don Miguel A. García Agulló, y asistió a la misma el Vicario General Castrense, Doctor Fray José López Ortiz, de visita en el Departamento. Igualmente se encontraban presente el Gobernador Militar de la Provincia, don Florencio Vicente del Valle y el Comandante General del Arsenal de la Carraca, Vicealmirante don Andrés de Benito Peláez. Asistieron al acto los contraalmirantes Planelles Ripio y Español Iglesias y el General de Infantería de Marina Pita y de Ponte como asimismo representaciones provinciales de aviación y amplias comisiones de los distintos cuerpos de la Armada española, muy preferentemente los Jefes de servicios y dependieras que radican en la población de San Carlos.

Como siempre, el acto tuvo como marco el amplio y hermoso patio de armas del citado Cuartel de Instrucción. Ante un pequeño altar levantado al efecto, y en el que figuraba la Virgen del carmen, rodeada de atributos marineros, tuvo lugar la santa misa que ofició el capellán mayor del Cuartel, estando la homilía de la misma a cargo del Vicario general castrense, quién se refirió al importante y sagrado acto que se iba a llevar a cabo. Finalizada la misa fuñe todo el juramento a los inscriptos, cerrando el acto una sentida alocución a cargo del Comandante del Cuartel, Capitán de Fragata don Gonzalo Varcalcel, y el desfile ante las autoridades de todas las fuerzas que habían tomado parte en la ceremonia.

Paquirri cuando Juró Bandera en San FernandoSuperando incluso pasadas ediciones, miles de personas, en su mayoría familiares de los marineros, asistieron a este emotivo acto de la vida militar. Posteriormente prestaron a la ciudad, durante toda la jornada, esa nota colorista y de animación, que suele ser patrimonio de estos días ya clásicos en la ciudad, marinera cien por cien, de San Fernando.

Publicado en Mirador de San Fernando.-

El güichi de Carlos, historias de la Isla