Inicio el güichi el güichi divulgativo los municipales aquellos tiempos c.d. san fernando gentes de la isla industrias de la isla influencia militar las siete revueltas porqué decimos semana santa y fiestas de guardar

semana santa y fiestas de guardar:
La mayor divulgación de la Semana Santa de San Fernando escrita.


Apartados:
magna 2010


General:
Afuera aparte, con la misma....
Agradecimiento y Bibliografía El Güichi de Carlos
Aniversarios de El Güichi de Carlos
Contacta con El Güichi de Carlos
El Güichi de Carlos por el mundo
La alacena principal
Los Parroquianos de El Güichi de Carlos
Nueva imagen de El Güichi de Carlos
Páginas compadres
Recomienda El Güichi de Carlos
Si te pierdes, preguntale al Guardia de la esquina
Ultimas noticias


1989 - 2009 diferencias....

E N T R E   D O S   D É C A D A S . 

La Semana Santa de La Isla, diferencias entre dos décadas. (1989-2009).

Rebuscando entre papeles y archivos de "El Güichi de Carlos" me apetecía recordar cómo transcurrió la Semana Santa de “Aquellos Tiempos” del año de 1989, y observar las diferencias que existen con los desfiles procesionales del pasado año de 2009. Un resumen de entre las dos décadas es el siguiente:

Los medios de comunicación y entre ellos el desaparecido semanario de “La Cuestión”, viene haciéndose eco desde el mes de octubre de 1988 de noticias sucedidas sobre conferencias, pregones, cultos, estrenos de cofradías, presentaciones de carteles, música y todo cuanto olía a Cuaresma.



Arriba

I M Á G E N E S 

El Cristo de la Borriquita, ese año aún es el del autor “Boro”, segundo en la historia de la Hermandad; Humildad y Paciencia había realizado su primera salida en la estación penitencial del año anterior (1988). La Virgen de las Penas, tallada ése mismo año por Berraquero no procesionó. El misterio del Ecce-Homo sólo lo compone las imágenes de Jesús, Pilatos y un romano. La Virgen de la Caridad presenta la imagen que modeló las manos de Antonio Bey, aún si cambiar a su aspecto actual. Al Cristo del Prendimiento no les acompaña Judas y Santiago; Las manos de Jesús están atadas hacia delante, y al igual que los Cristos de el Gran Poder y Huerto –como me contaron que vestía Jesús- lucen túnicas blancas. La Virgen de los Desamparados es la primera imagen, hoy reconvertida en la Virgen de las Mercedes. El Cristo de la Sangre aún no salía a la calle. El Resucitado de aquel año era la primitiva imagen de 1947. Las túnicas de Jesús de los Afligidos, del Huerto y de la Misericordia no contemplan bordados en oro. Las Vírgenes de La Paz y de la Oliva, al igual que Jesús de las Tres Caídas, están a la espera de realizar los cultos externos en 2009.
Otro acontecimiento entre las dos décadas es la salida del Nazareno del Carmen por las Callejuelas en Vía Crucis en el año 2005. Prácticamente no salía en culto externo desde 1969.


 

Huerto con túnica blanca Década de los años noventa siglo XX. Fotografía cedida por Francisco González Duboy a El Güichi de Carlos.



Arriba

L A   S A N D A 

“La Sanda” -como se denomina en La Isla- o Pasos, es quizás dónde se observan mayores cambios de “aquella Semana Santa”. La Virgen de los Servitas no procesiona en paso de templete actual. El Nazareno, luce totalmente finalizada la orfebrería. Pero llegó la inversión y las sustituciones de las viejas “sandas” en casi todas las cofradías (Caridad, Perdón, Desamparados, Gran Poder, Medinaceli, Huerto, etc..), cada año nos han presentados un catálogo de estrenos labrados en madera que finalmente acabaran dorados en varias Cuaresmas.

De aquellos “escoltas pasos” uniformados de Guardias Civiles, Marineros o Infantes de Marina, se ha cambiado a los propios de penitentes. Sin criterio común entre Cofradías en cuanto a la utilización de los capirotes a lo gato.


 

Prendimiento con viejo paso Nazareno. Década de los años noventa siglo XX. Fotografía cedida por Francisco González Duboy a El Güichi de Carlos.



Arriba

I T I N E R A R I O S 

Los cambios más notorios han sido los efectuados en las recogidas. Las Cofradías ahora no quieren estar muy tarde en la calle. En “Aquellos Tiempos” las hermandades de La Caridad (recogida 04 horas) y Silencio (04,30 horas); Desamparados salía una hora antes que el Nazareno en la madrugá, e incluía en el regreso a su la Capilla “Las Siete Revueltas”, de la que se olvidó un tiempo, recuperándola nuevamente el pasado año. El Gran Poder ése año (1989) entra en el Barrio de La Pastora camino de su recogida que lo hace también por el Puente de su nombre, en lugar de regresar como el año anterior por la Glorieta. La salida y recogida de El Prendimiento se efectuaba en el primitivo local de la Iglesia de San José Artesano en la calle Capitán Angel Sevillano.
También llama la atención que nuestro edificio del Ayuntamiento en 2007 se encontrara con andamios en toda su fachada principal, y que permanece cerrado desde 2005, último año que pudimos disfrutar del paso de las procesiones sentados en las escalinatas. Las obras del Tren Tranvía en la calle Real han obligado a cambios en los itinerarios tomando distintas alternativas por las calles adyacentes. Humildad y Paciencia creo que acertó al bajar por la calle y Plazoleta de San José y Benito Pérez Galdós.

PD.- En la Semana Santa de 2010 hemos vuelto a tener las escalinatas del Ayuntamiento para podernos sentar al ser retiradas las vallas de protección de la obra paralizada. Humildad ha vuelto a cambiar su itinerario y ya no ha pasado por la Plazoleta de San José (Abril 2010)


 

Afligidos por calle Murillo. Década de los años noventa siglo XX. Fotografía cedida por Francisco González Duboy a El Güichi de Carlos.



Arriba

C A R R E R A   O F I C I A L 

La Carrera Oficial se encontraba entonces en la Calle Rosario. Todas las Cofradías excepto la de El Perdón, desfilaban entre las sillas de tijeras dispuestas para acomodo del público a ambos lados de la calle. El Palco presidencial situado en la esquina de Rosario con la calle Juan de Mariana, en 1991 un incendio lo destruyó.

El Santo Entierro al llegar a la esquina de la calle Requeté de España (hoy Vicario), las autoridades civiles y militares se marchaban por las bocacalles. El resto del desfile procesional hacia el Carmen era escoltado por la Marinería. Hoy continúa sin el acompañamiento de las autoridades de regreso, pero tampoco los pelones llegan a la Iglesia del Carmen para salir en procesión y, para colmo, las representaciones del resto de las hermandades ya no acuden todas como antes. La Virgen del Rosario no recorría toda la Carrera oficial al completo, y El Resucitado llegaba a la calle Losada. El Perdón no retornaba a su barrio por el viejo Puente de la Casería y realizaba la emocionante exaltación de la Cruz al salir en la Plaza de San Juan.

La calle Rosario –bonita para los desfiles procesionales- no podía por motivos de seguridad ciudadana ser el centro de reunión de miles de personas durante la Semana Santa. No había sitio para instalar palcos en la Carrera Oficial como se pretendía hacer al igual que otras ciudades y capitales andaluzas. Se hablaba de su traslado. Que si la calle Ancha o calle Real. Finalmente la decisión fue a favor de la calle Real. Desde la esquina del Bar Reverte a la de la calle de San Diego de Alcalá, a ambos lados de la calle, fueron instalándose los palcos ante la curiosidad de los cañaíllas, que por vez primera 1993 se utilizó esta parte de la principal arteria de San Fernando como Carrera Oficial.

En la calle Rosario sólo podían presenciar los desfiles quién pagase el alquiler de una silla. Gratuitamente, las gentes se amontonaban entre las bocacalles para ver pasar el Paso en escasos segundos, o ya una vez en la calle Colón.


 

Vera Cruz en Carrera Oficial calle Rosario. Década de los años noventa siglo XX. Fotografía cedida por Francisco González Duboy a El Güichi de Carlos.



Arriba

Cuando se apreció la longitud de la nueva carrera en la calle Real, y creíamos que quién no quisiera alquilar palco veríamos las procesiones desde la acera, ¡hicimos el candao¡. Se quedaron con nosotros. Nos sorprendieron con altísimas traseras en los palcos que no veíamos la cara de Cristo o La Virgen al pasar. En aquellos días, todo el mundo le echaba la culpa y se acordaban de quién ostentaba la alcaldía, por no favorecer al pueblo.

Año tras años, el pueblo volvía a hacer constar sus quejas por las traseras, y gracias a las continuas solicitudes de ampliación a mayor número de asientos hasta llegar a los 3000, en la Semana Santa del año de 2005, la carrera oficial se amplía hacia las esquinas de las calles Isaac Peral y Dolores. Bajaron las traseras y ahora vemos las Cofradías por la calle Real “donde nos de la gana.” El Palco presidencial se cambio de lugar y, en aquellos tiempos, hasta hemos tenido una pareja de Policías Locales uniformados de Gala prestando servicios delante del susodicho palco.

Los palcos se “montan” prácticamente desde el lunes anterior al Domingo de Ramos – a pesar de las horas extraordinarias de “tó quisqui”-, y curiosamente, cuando la sombra del último músico que acompaña al Resucitado entra en la Carrera Oficial, comienzan a desmontarla, y ésa misma tarde ya no queda ni rastros de las plataformas.

Se restringía el paso de vehículos particulares por éste tramo de la calle Real, y sólo los servicios públicos y emergencias circulaban durante las mañanas. Para ello, en los últimos años fue la Policía Local con un retén que incluía vehículo oficial, quién ha permanecido de vigilancia para que no se cuelen “los listos”. El pasado 2009 el servicio fue realizado por una empresa de vigilantes profesionales. En la vieja carrera oficial de la calle Rosario, después de la hora de comer llegaban quienes “ponían y quitaban” las sillas todos los días.

Hemos perdido en el último año (2009) las subidas hacia la calle Real desde la calle San Nicolás de Soledad y Columna. El cambio de ubicación de salida de emergencia en la Carrera Oficial, ha fastidiado el lucimiento de ambas cofradías camino de la Iglesia Mayor, y que en las noches del Domingo de Ramos, Columna congregaba un gentío detrás del Paso por lo destacado de los mecíos de aquellos años de 1993 y siguientes.

La no decisión de traslado de la Carrera Oficial a la Calle Maestro Portela (Ancha) a favorecido la continuidad de la tradición de ver – sin tener que pagar- las procesiones en ésa calle cofradiera y aromática, donde los cargadores, músicos y cofradías se suelen “lucir”.




 

1992 La Carrera Oficial en calla Real. Las traseras de los palcos no permitía ver los pasos desde las aceras. Fotografía El Güichi de Carlos.com



Arriba

Las túnicas de los penitentes también han cambiado. No de modelo, pero si en cuanto a colores y género (Nazareno, Santo Entierro, Ecce-Homo, Medinaceli). Quedan muy pocas cofradías con “túnicas de colas” y otras que, a pesar de llevarlas incorporadas son recogidas en los desfiles procesionales. La nueva cofradía del Resucitado incorpora túnica en sus penitentes y capa -otra costumbre foránea no vista en San Fernando-. Servitas desfilaba con capirotes a lo “gato y alto”. Rosario continua a lo gato. El resto de las cofradías todas, lucían capirotes altos, incluso en las escoltas de pasos y los que encienden –cuando no hay viento- los cirios o velas.

PD.- En la Semana Santa de 2010, Servitas ha vuelto a desfilar con capirotes altos.(abril 2010)


 

Sección Virgen de los Dolores. El color de sus túnicas de los penitentes de la Virgen de los Dolores ha vuelto a cambiar. Fotografía de El Güichi de Carlos.com



Arriba

L A S   P R O C E S I O N E S 

Los viejos cirios de gasolinas que debían ser “emborrachados” el día anterior, fueron sustituidos por los de velas conocidas como “codales”, estos cirios poseían un plato para recoger la cera derretida y no manchaban las calles. No fueron muchos los años que desfilaron por San Fernando ya que, la vela completa son, a pesar de derramar y manchar las calles, las que perduran actualmente.
En 1989 sólo Prendimiento era el único Paso que se alumbraba con la luz eléctrica, portando aquellas pesadas baterías.

Nazareno ha incorporado una representación de la Policía Nacional, y Afligidos mantiene a la Guardia Civil. La Policía Local está presente en el Santo Entierro y abriendo carrera en todas las procesiones.

No menciono los “estrenos cofrades” de cada año ya que sería imposible detallar. Da igual el material con que esté realizada La Cruz, lo importante es su significado.


 

Viejas Cruces de madera. El Perdón mantiene una escasa representación de las cruces de "aquellos tiempos". Fotografía de El Güichi de Carlos.com



Arriba

A C O M P A Ñ A M I E N T O   M U S I C A L 

En la Isla “tocaban” aún las Bandas de Cornetas y Tambores del Centro de Instrucción de Marinería, de Infantería y La conocida Banda de Camacho que no era otra que la de la Cruz Roja. A ellas, se vinieron a incorporar otras Bandas de Cornetas y Tambores con “sabor a cañaílla” como las de: Isla de León, Medinaceli, Nazareno, Lágrimas, Hermandad del Gran Poder, Humildad y Paciencia y otras que se reconvirtieron con otras denominaciones y que, cada ciertos años, nos han ofrecido una gran variedad de uniformes y colores, al igual que las foráneas, pasando del clásico militar a las mayores parafernalias con sables incluidos.

En menos de una década, las bandas locales tienen que emigrar a otras tierras. Como suele ser habitual, por el mero hecho de “traer algo diferente”, una Cofradía contrata Bandas y Agrupaciones musicales foráneas que no hay cargador quién se coja el paso. Pero como suena diferente, entienden que han mejorado el tema musical, a pesar de que su percusión no coincide con el “pasito corto y a las bandas”, y el esfuerzo de nuestros cargadores es en vano.

Ni que decir sobre la marcialidad con las que procesionaban aquellas Bandas, hoy es más informar. Incluso se observa como se fuma y come dentro de la formación. La profesionalidad e incorporación de la mujer en la música ha sido un éxito dado el número existente. La cantera de músicos jóvenes está asegurada. Incluso se observan varios menores, uno de ellos, de cinco años de edad llamado Fernando, que desfila en la Banda de Agripino Lozano y “toca el tambor con sus redobles incluidos”. Pero las Cofradías al igual que ocurrió en su día con los cargadores profesionales, la mayoría están liberándose de la música de acompañamiento.


 

Banda de la Cruz Roja. Conocida como la Banda de Camacho, que es quién se observa en primer lugar. Fotografía cedida por la Cuadrilla de Nicolás Carrillo y publicada en su Boletín "Medio Ganchete"



Arriba

L A   C A R G A 

Los “surtidores” para los cargadores han corrido peligro de desaparecer, algún que otro hermano mayor se empeñó en anular otra tradición, no siendo posible gracias a la unión plausible de los cargadores y asociaciones. Pero a pesar de ello, alguna que otra cofradía con “cuadrilla de hermanos cargadores” ofrecen el “refrigerio” en plena calle, como ocurre en Almirante Cervera, Mariana de Pineda y otras más, sin necesidad de visitar los ya desaparecidos Güichis.
Misericordia en los últimos años no permite la clásica fotografía de los cargadores delante de sus Titulares en el interior de la la Pastora.


PD.- Este año de 2010 los cargadores si se han podido realizar la fotografia delante de sus titulares (abril 2010)








Las distintas y variadas asociaciones, cuadrillas y peñas de cargadores prácticamente han desaparecidos en éstas dos últimas décadas. La mayoría de sus componentes han recalado en cuadrillas de hermanos uniformados. En la década de los noventa, dejó de salir la última generación de la carga a “medio ganchete”, -recuperándose ésta hace un par de años-. Tradición que procedía de los tiempos de la hambruna. De la exclamación de ! Tóca ¡, se ha pasado –en algunas cofradías-, a la exclamación televisiva de ¡Al Cielo con Ella¡, y otras en cambio, hacen la levantá como si la sanda fuera a partir. Ya los ¡quietos¡ no son voces oídas en todas las procesiones. Es lógica la progresión de la carga con los años pero…. en aquellos tiempos… no todos los pasos andaban. Afortunadamente se mejoró gracias al tensón de algunas cuadrillas y capataces.
Entre las cuadrillas de cargadores en estas décadas ha aparecido la figura de contraguía o segundo capataz, acompañando al capataz de siempre en un mismo paso.

Sobre los encuentros y recogidas, ahora vemos algunas más que en “aquellos tiempos” en ciertos barrios. Están volviendo. Es bueno. Y los que la continúan ¡enhorabuena¡.
Una rotonda isleña se nombró con nombre de imaginero nacido en otras tierras. Y una calle en La Isla ha sido rotulada con el nombre de un Capataz de Pasos, a quién una cuadrilla le continuó honrando con su nombre: Nicolás Carrillo.

El Centro de Recuperación del Cargador ha sido todo un éxito, según el número de sesiones de masajes realizados anualmente.


 

Cuadrilla Misericordia 2009. El pasado año, los cargadores tuvieron que realizar la clásica foto en la puerta del Templo ante los azulejos de sus titulares. A decir verdad, en el `presente año ha vuelto la tradición de realizar la fotografía de los cargadores ante los titulares.Fotografía de El Güichi de Carlos.



Arriba

E L   C O R N E T I N   D E   O R D E N 

En “aquellos tiempos” ya quedaban pocos, pero algún que otro sí, los llamados “cornetín de orden”. Esta figura acompañaba al Mayordomo y éste, indicaba cuando debía realizar el toque – un punto largo - para las paradas o continuación del desfile procesional. Estos desaparecieron automáticamente en cuanto una cofradía no hizo uso de ello, y en pocos años, el resto los hicieron desaparecer también. La clásica campanilla de los hermanos mayores sonaba con la orden del cornetín. Lo moderno fue hacer golpear la pértiga sobre la calzada, que repetido en cada sección, los penitentes continuaban o se detenían según el caso.

Algunas cofradías ha permitido la entrada masiva de niños y niñas –como se dice hoy- menores en la procesión. Estos penitentes que no poseen edad de comunión -de tres a ocho años aproximadamente- es lógico que sean acompañados por familiares que también se han incorporado –entre el público y los penitentes- al cortejo procesional. Estos pequeñines suponen un incremento a la fuente de financiación de cuotas mensuales y papeletas de sitio, que por cierto, deben pagar hasta las personas que van de promesa en ciertas Hermandades. Antes no solía ocurrir. Quién quisiera, ofrecía un donativo en la cantidad que estimara voluntariamente.

Pues bien, como las colas de penitentes a veces son interminables, la comunicación de los nuevos mayordomos -sin el cornetín de orden- con la Cruz de guía no es fácil. Ya comenzado los años noventa se observa el uso de la tecnología de los walkies-talkie. (gualquitalqui) algunos son profesionales y otros de los utilizados como juguetes de niños que hacen el apaño.


 

Santo entierro 2009. Los walkies talquies han suplido al cornetín de orden. Fotografía El güichi de Carlos.com.



Arriba

L A   P O S T U L A C I O N     C A S A P U E R T A   A   C A S A P U E R T A 

Otra tradición como es la postulación se va perdiendo prácticamente. Las hermandades a pesar de solicitar y necesitar del dinero del pueblo, están dejando de salir a postular a partir del primer domingo del mes de enero. Se quejan que con los comercios y en domicilios no recaudan lo suficientes euros que desearían recibir. Hay que tener en cuenta que desde 2008 estamos en crisis económica. Pero en los anteriores años no.


 

Penitentes con colas. Fotografía de El Güichi de Carlos.com



Arriba

T R A D I C I O N E S   D E J A D A S   P E R D E R 

Realmente se habla de tradición cuando lo que sucede sólo lleva pocos años ejecutándose. La historia nos está demostrando que lo que dicen “de toda la vida”, a veces, fue algo incorporado de otras ciudades no hace tanto.

Lo que a continuación relato, sólo llevaba 54 años de tradición. Es originario de La Isla y antes no existía.
Los que ya tenemos algunos años recordamos aquella cofradía del Perdón considerada “pobre” sin luz que alumbrara aquel oscuro camino de la Cruz de regreso al templo. Con tan solo dos tambores militares, pelones ataviados con túnica negra, eran suficientes para que el repetitivo redoble anunciara la próxima llegada del cortejo por aquellas calles y hacer salir a los vecinos. La Procesión se veía pasar escasamente en veinte minutos.

Una veintena de hombres cargaban la pequeña sanda que hacía al Cristo de Antonio Bey Olvera, ser más grande de los normal a pesar de su 1,83 de estatura. Era acompañado por varias decenas de penitentes portando cruces de madera de color negro con varias manos de pintura y algún que otro desconchón.
Aquel humilde barrio de gentes de la mar recibía la visita de los paisanos de otras barriadas para ver la salida y exaltación. La identidad propia de una Hermandad que sus anteriores hermanos de junta consiguieron en varias décadas.

En los últimos años, de aquellas humildes casas de pescadores y gentes de las huertas ya no quedan tantas, unifamiliares y altas torres compiten con el callejón del Pino y calle Real de la Casería de Ossio. Los tambores militares se han transformados en Bandas de músicas y aquella vieja “Sanda”, fue sustituida por otro paso dorado.

Esta hermandad ya no realiza el acto del traslado de Jesús, desde su altar en los brazos de sus cargadores hasta la Plaza de San Juan, donde se procedía a la exaltación de La Cruz, ante la atenta mirada de las gentes de La Isla que acudían a presenciar en silencio este momento tradicional de nuestra Semana Mayor.

Gracias a miles de fotografías realizadas en el momento expresado, llegaran con toda seguridad a las generaciones nacidas a partir de 2008 y les tendremos que explicar cómo los cofrades de hoy dejaron perder tan veterana costumbre.
Como quiera que el mundo de los cofrades sea tan alterable con lo que otros consiguieron anteriormente, solo cabe esperar que sea otra nueva junta de gobierno la que recupere la tradición. Entiendo que no es justificación acabar con la Exaltación por el mero hecho de abrir una nueva puerta lateral en la Iglesia. Han querido ser como las demás, sin darse cuenta que ellos eran diferentes.

Para colmo, la climatología con sus fuertes aguaceros provocó suspensiones de desfiles procesionales y nos llevamos varios años sin ver todas las hermandades en la calle. En 2007, se produjo un hecho inusual que quedará para la historia de la cofradía y la Semana Santa de San Fernando. El Cristo del Perdón salió en dos ocasiones, su Jueves Santo y el Domingo de Resurrección. Un fuerte aguacero de regreso a la Casería obligó a resguardar al Perdón en la Iglesia del Cristo nuevo. Volvió a la Casería el Domingo de Resurrección por la tarde.
Y es ésta la última vez que se realiza –hasta ahora- la Exaltación de la Cruz en el exterior de un templo, ya que, el año 2008, por amenazas de lluvia –que luego no llovió- se quedó la cofradía sin salir. Para la Historia ha quedado que sea la Iglesia del Cristo nuevo dónde se realizó la última Exaltación tradicional, que debería ostentar el Templo de La Inmaculada en la Casería.


 

La última exaltación. Domingo de Resurrección en la iglesia del Cristo. Fotografía de El Güichi de Carlos.com



Arriba

A N E C D O T A S 

Cuando algo se pierde, nace algo nuevo . Las máquinas digitales y los móviles son los protagonistas de las fotografías y flashes a los pasos. Los nuevos fotógrafos se introducen en el cortejo a veces interrumpiendo el orden y el paso.
Los que si han dejado de hacer negocio han sido los fotógrafos profesionales que ya no revelan diapositivas y carretes como en “aquellos años”.

Otras circunstancias lógicas del pasado año 2009, es que la cofradía denominada popularmente “La Borriquita”, ha sido la primera que ha desfilado por el nuevo pavimento de la calle Real debido a las obras del Tren Tranvía y, Resucitado pasó a la la historia al ser la última procesión que ha desfilado con aglomerado en la carrera oficial.

Cada vez poseemos una mejor y cuidada imagen en la Carrera Oficial. Para ello se quitan mobiliario urbano de anuncios cuidando los detalles. Lástima que la valla situada en la Plaza del Rey anunciando las obras del Tren Tranvía no fuese municipal, y no se quitó el año pasado.

PD.En la Semana Santa de 2010 se ha quitado. (Abril 2010)

Las Policías Nacional y Local, y Protección Civil, cuidan de nuestra seguridad y desfiles procesionales. Habilitan calles como salidas de emergencias y disponen dotaciones de vehículos y ambulancias. Las televisiones locales y Radio La Isla, continúan con las retrasmisiones llegando a nuestros mayores y personas que no están en la calle.



Arriba

Otro recuerdo para la historia lo vuelve a protagonizar la cofradía del Perdón. En esta ocasión, el Domingo de Pasión (llamado popularmente como “el domingo de las Vírgenes), se pudo apreciar en el Besamanos de La Virgen de la Paz, uno de los trofeos de fútbol conseguido por el equipo de Nervión (Sevilla).

Nuevamente la Iglesia del Cristo (Cristo nuevo) es protagonista de otro hecho para la historia, y es que en 2009, con motivo de las obras que se realizaban en la Capilla del Cristo (Cristo viejo), condicionó tanto el besamanos del Domingo de Pasión, como la salida procesional de la Vera-Cruz, se celebrase en el templo que en La Isla conocemos como el Cristo nuevo.

Las mujeres - ¡guapas y elegantes ¡ - con mantillas española aún se dejan ver en algunas procesiones y en los Santos Oficios. Lo que no ha cambiado es ver al popular Alfonso acompañando cada noche a una procesión. Esta tradición depende de él.



Arriba


No podía faltar como todos los Domingos de Ramos en La Isla - hiciera frío o lloviese a cántaros-, el comienzo de la venta de “mantecao” (helados) en los carrillos de la Plaza del Rey, aunque ya sólo nos queda uno y desplazado en un rincón de la plaza.
Ya no escuchamos esperando las procesiones los pregones o comemos de la venta ambulante de roscos, sultanas de “coco y huevo” y otras chucherías,
ahora lo que se observa son las comidas rápidas que los jóvenes suelen “cenar” esperando la llegada de la procesión. “Los Güichis” prácticamente son las barras de las peñas y asociaciones, que con sus módicos precios, siempre están llenas de gentes devorando raciones típicas. Los Bares se vacían al pasar las procesiones. Afortunadamente las colas en los freidores de pescao continúan siendo largas y ocupando las aceras.


 

Freidor de pescado "El Dean". Conocido popularmente como "aldean" no le falta público en las noches de Semana Santa al igual que sus onónimos en otras calles. Fotografía de El Güichi de Carlos.com



Arriba

Un recuerdo especial para aquellas personas que han desaparecidos en los últimos veinte años. Llevara luto su Hermandad en los Pasos o no, pero nunca olvidaremos el luto vivido por la masacre de aquel 11 de marzo de 2004, que llenó a la Isla de crespones negros en los Pasos, escaparates, balcones y uniformes.


 

Luto nacional. En la Semana Santa de 2004. Fotografía El Güichi de Carlos.com



Arriba


En estas dos décadas tenemos como nuevas hermandades: las de Jesús de las Tres Caídas y La Virgen de la Oliva aunque no desfilan aún en la Semana Santa. La imagen del Resucitado ya no es la misma de siempre.

La vida transcurre, y a pesar del “deber social” de conservar las tradiciones de los pueblos, es necesaria la evolución de los tiempos. El incorporar costumbres o tradiciones de otros lugares conlleva a un desconocimiento de lectura de las propias actas de las hermandades y, a veces, la falta de respeto al trabajo realizado por los anteriores juntas. Es muy frecuente observar que con la entrada de nuevas juntas en la hermandades, al parecer, sienten la necesidad de cambios continuos.


 

Jesús de las Tres Caídas. Primitiva imagen de la hermandad en Vía Crucis por las calles de la barriada de la Bazán. Esta imagen ha sido reemplazada y la nueva será la que procesione en Semana Santa. Fotografía de El Güichi de Carlos.com



Arriba

Para finalizar os comento que aquel año de 1989 el Obispo de la Diócesis presidio en la tribuna de la calle Rosario el desfile del Miércoles Santo de la Vera Cruz. En Misericordia figuraba la Bandera de Afligidos como homenaje al Cincuentenario de la Cofradía del Cristo. El Huerto, por primera vez celebra cultos en honor al cañaílla Cardenal Spínola. Y Prendimiento fue quién introdujo la calle Constructora Naval y el momento de las Capuchinas en sus itinerarios. Los desfiles del Cristo de la Vera Cruz, prácticamente son los mismos de hace veinte, treinta o cuarenta años. Su momento en la calle es único y tradicional.

Quizás la memoria y los papeles me hagan algún que otro olvido de cambios o simplemente diferencias en veinte años. Les invito a entrar en El Güichi de Carlos y leer tradiciones de nuestra tierra contada por los propios cañaíllas.


El Güichi de Carlos
Marzo 2010.
Año del Bicentenario de Las Cortes.



Arriba

petición de lluvias | hace cincuenta años