Nene Carrillo – José Carrillo Tinoco

Nene Carrillo. El “Nene” -como se le conoce entre amigos y gentes de la Semana Santa-, nació en la Isla, el catorce de diciembre de mil novecientos cuarenta y cuatro, y por lo que parece tuvo que venir al mundo debajo de un paso. Descendiente directo de capataces, por él corre sangre de los anteriores, su abuelo José Tinoco y su padre Nicolás Carrillo.

Se crió de pequeño entre palos de pasos en los almacenes o durante los traslados de las andas a los que iba con sus mayores. Cuando tuvo ocasión, empezó a meterse de cargador y así estuvo muchos años, hasta que, por ayudar a su padre, tuvo que compaginar su puesto de cargador con la labor de capataz. En aquella época, su paso preferido era “Afligidos”, y “Nene”, que era el que se encargaba de llevar gentes para cargar esta hermandad, se las ingeniaba para escoger los mejores cargadores. Por eso, esa procesión siempre llevaba una cuadrilla de gala. Este es el motivo de que todavía se conozca a “Afligidos” con la leyenda del “Paso del Carnet”, porque en él no iban nada más que los cargadores que tenían “Carnet de primera”.

Trabajó de joven con la “gente del trajín” que dirigían, primero su abuelo y después su padre, en la carga y descarga de mercancías, oficio que dejó por un puesto en la Empresa Nacional “Bazán”. Después de unos años ausente, por razones de trabajo, fue destinado por la Bazán a Cartagena, volvió en el año ochenta y dos, prácticamente, desde entonces, lleva el mando de la Cuadrilla, hasta que su padre se retiró definitivamente en el ochenta y siete, quedando “Nene Carrillo” oficialmente como capataz.

Es, junto con algunos de los cargadores del tiempo de su padre, responsable de la restructuración de la Cuadrilla. Consiguió revivir el “Medio Ganchete”, estilo de cargar del tiempo de su abuelo y que se estaba perdiendo y, como en aquellos tiempos, aplicar las técnicas y experiencias del antiguo “gremio del trajín”, al que perteneció siendo muy joven.

Lo mismo como capataz, que como cargador, es un profesional cualificadísimo -no en balde se dan en él todas las condiciones; por sangre y por experiencia- y ha conseguido hacer pensar debajo de los pasos, no ir empaquetados como se venía cargando últimamente y utilizar el “oficio” e inteligencia, para hacer este trabajo más bonito y agradable, prueba de ello es, que “Nene”, es el único capataz que saca los pasos meciéndolos desde dentro de las iglesias.

Nene Carrillo
Nene Carrillo – José Carrillo Tinoco

A pesar de ser un “soñador” de Semana Santa -siempre tiene alguna idea que desarrollar, aunque en principio parezca irrealizable-, es enemigo de los “mitos” y “leyendas” que se han creado en el mundo de la carga y, aunque cortés en el trato, disfruta desenmascarando al que va de “estrella”, poniéndolo entre la espada y la pared con sus preguntas.

Publicado en Boletín “Medio Ganchete” de la “Cuadrilla Nicolás Carrillo”. Año 1992.