El cine Puchero

¿Dónde estaba el cine Puchero?

En la Plaza de la Iglesia, en el solar donde hoy se ubica el Hotel Salymar, existió hasta la década de los años sesenta un local que en su día fue el Casino de San Fernando y posteriormente, en aquellos tiempos para olvidar, lo ocupó la Falange Española y de la JONS.

En éste edificio, que el la fotografía que acompaña a este artículo está situado en el centro de la línea derecha de edificaciones, la fachada se encontraba pintada en color burdeos (rojo) típico de La Isla. Poseía una bonita marquesina de herrajes decorativos. Una gran puerta daba acceso al local que en la parte baja, un amplio salón en tiempos antes, los cafés y puros acompañaban a la lectura de la prensa local. En los años cincuenta, el Auxilio Social que también se situaba en dicho edificio, satisfacía las necesidades de alimento a los más pobres de La Isla, que no eran pocos.

Los domingos “echaban” una película y posteriormente a la finalización de la misma, obsequiaban a los asistentes con un plato de “puchero”. De ahí procede que el pueblo diese a conocer a esta función de los domingos como “El Cine Puchero” a pesar de no ser un local comercial para la proyección de películas.

En la década de los años sesenta, el Ayuntamiento cuya propiedad del solar le correspondía, ordenó tirar abajo el bonito edificio y construir para la proyección del futuro turismo a la ciudad, el antiestético edificio del Salymar, que por cierto, no estuvieron nada acertado en la fisonomía del edificio en simetría al resto de la Plaza de la Iglesia pero con el nombre de “Salymar” a mi parecer si acertaron.

El Cine Puchero o Pucherito Con ambos nombres fue conocido este singular cine que se ubicó en la plaza de la Iglesia. Fotografía de Quijano.

Con la construcción de dicho Hotel también desaparecieron los vateres públicos existentes en dicha plaza y que en la fotografía de Quijano, se observan un poco más arriba en dirección a la imprenta “La Voz”. Dos niños aparecen en la foto cerca del vater de mujeres en cuyo espacio se instaló las calderas del hotel.

El Güichi de Carlos.
Octubre 2008